Si no te estás adaptando,

no estás avanzando.